El Autopilot 8 de Tesla contará con un radar inteligente

[Total:1    Promedio:3/5]

Elon Musk ha anunciado que  El Autopilot 8, el coche con piloto automático de Tesla, contará con un radar inteligente. El componente físico estaba en sus coches desde octubre de 2014, pero ahora tendrá un papel más importante en el funcionamiento. La gran novedad es que Tesla a través de ese radar va a lograr que la experiencia de cada unos de los vehículos  se guarde en un almacén colectivo, de esta forma las incidencias se van a a poder procesar de manera conjunta. Cuantos más datos posea la empresa, más eficiente será el nuevo coche.

MEJORAS EN LA DETECCIÓN DE OBJETOS

Todos tenemos presente el accidente mortal que sufrió un conductor al volante de un coche con piloto automático de esta firma. En declaraciones en rueda de prensa Musk ha asegurado que “creemos que Joshua Brown se habría salvado. No puedo decirlo con total seguridad, pero sí podríamos haber sabido que estaba ante un objeto largo metálico cercano que no es una señal de tráfico y habría frenado”. Con el nuevo sistema los coches de Tesla sí podrán saber si están ante un falso positivo. “Cualquier cosa metálica que brille se identificará mejor”.” Ahora mismo no sabe si tiene ante sí la parte trasera de un camión. Solo sabe que no debe chocar con ello”.” Pronto podrá distinguir entre una señal de tráfico, un semáforo o la decoración navideña. Será capaz de discernir estos detalles bajo lluvia, polvo o niebla”, ha declarado Musk.

autopilot8

LO QUE NO SABÍAS

La forma en la que el radar visualiza el mundo es muy particular. Los fotones de esta longitud de onda viajan a través de niebla, polvo, lluvia o nieve sin problema tal y como afirma Musk,  pero cualquier cosa metálica es como un espejo. El radar puede detectar personas, pero aparecen medio traslúcidas. Por su parte, algo de madera o de plástico pintado es casi tan transparente al radar como el cristal para nosotros.

Cualquier superficie metálica circular amplifica la señal del radar, aumentando su tamaño varias veces. Por ejemplo una lata de refresco en el asfalto es un objeto peligroso a los ojos del Autopilot 8 y responde de la misma forma que lo haría ante un muro: “Pegar un frenazo es crítico si vas a chocar contra un objeto grande y sólido, pero no si vas a pasar por encima de una mera lata de refresco”, asegura Tesla.

Pero, ¿cómo trabaja el radar? Las imágenes que capta se toman cada centésima de segundo, para crear una imagen 3D del entorno. Al comparar diferentes imágenes de fotogramas continuos el vehículo puede saber la velocidad y la trayectoria de otro vehículo u objeto, de este modo podrá determinar si se trata de un peligro real y si hay posibilidades de colisión.

Pasamos de algo bueno a algo estupendo

¿Cómo van a conseguir esta mejora tan importante?. Se supone que lo harán sin añadir nuevas piezas o cámaras adicionales. Trabajarán con un software de inteligencia artificial mejorado.

Musk ha explicado que este desarrollo ha llevado más de un año de trabajo y que ha tenido que derribar algunas barreras internas: “Me decían que no se podía, que el software lleva su tiempo, que es lento, pero es uno de nuestros grandes retos. En los últimos meses nos hemos volcado para hacerlo realidad. Va a marcar una diferencia. No es que pasemos de algo malo a algo bueno. Sino que vamos de algo bueno a estupendo”.

MEDIDAS DE SEGURIDAD

En Tesla son conscientes de que contar con un sistema así puede hacer que los conductores se relajen. Por será necesario que mantengan las manos sobre el volante. El coche les avisará si no lo hacen. Si el coche da más de tres avisos por hora, pedirá al conductor que detenga el vehículo. No se trata de un coche para conductores novatos, sino que exige a personas experimentadas en el arte de la conducción.

Lo perfecto es enemigo de lo bueno

De cualquier modo sigue siendo el coche de mayor aceleración del mercado: “No existe la seguridad perfecta. Eso es una ilusión, pero sí podemos esforzarnos en mejorar. Nunca habrá una tasa de cero accidentes, pero sí queremos minimizar el número de muertes. Lo perfecto es enemigo de lo bueno”.

Una vez más, la tecnología se pone al servicio del progreso. Lo que desconocemos aún es su precio. ¿Y tu? ¿Estarías dispuesto a asumir los riesgos de un coche de estas características?

Related posts